27 de julio de 2011

LOS PELIGROS del GAS de ESQUISTO

Gas de Esquisto (fracking)
El año pasado la Agencia de Previsión Ambiental de los EE.UU. inició una investigación sobre el fracking, el proceso mediante el cual se obtiene el gas de esquisto. No podremos contar con los resultados del informe hasta 2014, pero las noticias y reportajes que alertan del peligro medioambiental de esta técnica no paran de sucederse. Uno de los documentales más interesantes es GASLAND (http://gaslandthemovie.com).

Pero antes aclaremos qué es el gas de esquisto y el proceso de fracking:

El gas de esquisto no es más que gas metano (gas natural) obtenido mediante técnicas no convencionales. Eso lo convierte en un recurso caro de explotar, con un coeficiente de retorno energético bajo. Lo que implica que hay que invertir mucha energía para su explotación, obteniendo poca energía extra. Posiblemente sea el combustible fósil con menor EROEI de todos. Eso es debido a que el fracking (fracturamiento hidráulico) consiste en inyectar una combinación de agua (que previamente hay que calentar), arena y diversos productos químicos a varios km bajo tierra, en las rocas sedimentarias (esquistos) que contienen materia orgánica. Con el aumento de presión se consigue romper el núcleo de roca, inundando sus poros con el agua y liberando pequeñas burbujas de gas que suben a la superficie.

El proceso de fracturamiento hidráulico tan aclamado ahora, no es nada nuevo. Se inventó en los EE.UU. a principios del siglo XX. Pero no ha sido utilizado con éxito hasta ahora, porque los costes económicos de perforar pozos horizontales e inyectar agua caliente a presión son extremadamente altos. Solo con las recientes subidas del precio del gas convencional se ha tomado en consideración la extracción no convencional del metano.



Proceso fraccionamiento hidáulico

Los inconvenientes de esta técnica, excluyendo los económicos ya citados (ver entrada Gas de Esquisto), se encuentran en la contaminación medioambiental:
1.       Los daños medioambientales y a la salud humana pueden llegar a ser fenomenales. Entre los más de 600 productos químicos que se inyectan al pozo, se encuentran sustancias terriblemente cancerígenas como bencenos y el tolueno. Estos productos terminan llegando a los acuíferos y manantiales que dejan contaminados sin remisión.
2.       El consumo de agua potable por pozo es otro factor muy a tener en cuenta. Puede llegar a consumirse 3,8 millones de litros en cada perforación.
3.       En un hospital del estado de Texas, situado en las proximidades de importantes yacimientos en explotación, hay una proporción de asma infantil que llega al 25%, frente al 7% de media nacional.
4.       El gas liberado puede migrar a la superficie de forma incontrolada y acumularse donde menos se le espera. En al menos 5 estados de EE.UU. han sucedido explosiones de casas, y calles enteras, bajo las que se habían formado bolsas del gas migrado desde explotaciones cercanas.
5.       Por último, aunque, no menos importante, las peligrosas consecuencias de su liberación a la atmósfera. El gas metano contribuye 21 veces más que el dióxido de carbono al efecto invernadero. De ahí la necesidad de controlar cualquier posible escape a la atmósfera. Con los métodos de fraccionamiento hidráulico eso no está asegurado.

2 comentarios:

admin-Askegi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
admin-Askegi dijo...

Desde Askegi te damos las gracias por difundir e informar sobre la técnica del Fracking, J.Rueda

http://askegi.blogspot.com.es/

http://www.facebook.com/ask3gi
.